Lejía Doméstica (Hipoclorito Sódico)

Lejía Doméstica (Hipoclorito Sódico)

7,50 €

Disponible - (Imp. Incluidos)

Peso6 Kg

Envase

El Hipoclorito de Sodio al 6%, o comúnmente conocido como Lejía Doméstica es un compuesto químico con fórmula NaClO. Se obtiene a partir de Hipoclorito Sódico diluyéndolo en agua hasta llegar a un 6% de pureza, transformándose en un gran desinfectante económico para el hogar.

La parte mas importante de este producto es la molécula de cloro que porta. El cloro que encontramos en este compuesto está permanentemente en estado de oxidación, por lo que le da al químico entero la propiedad de oxidar, permitiéndole ser muy útil como desinfectante, además de económico.

Los usos de la Lejía Doméstica son múltiples, entre los cuales destacan principalmente el de desinfección, depuración de agua y blanqueamiento de ropa, todos dentro del marco doméstico.



CAS 7681-52-9

El Hipoclorito de Sodio al 6%, o comúnmente conocido como Lejía Doméstica es un compuesto químico con fórmula NaClO. Se obtiene a partir de Hipoclorito Sódico diluyéndolo en agua hasta llegar a un 6% de pureza, transformándose en un gran desinfectante económico para el hogar.

La parte mas importante de este producto es la molécula de cloro que porta. El cloro que encontramos en este compuesto está permanentemente en estado de oxidación, por lo que le da al químico entero la propiedad de oxidar, permitiéndole ser muy útil como desinfectante, además de económico.

Los usos de la Lejía Doméstica son múltiples, entre los cuales destacan principalmente el de desinfección, depuración de agua y blanqueamiento de ropa, todos dentro del marco doméstico.

USOS DE LA LEJIA DOMESTICA:

  • El uso más común es el de desinfectante. La Lejía, Gracias al efecto oxidante que proporciona el átomo del cloro, se convierte en un potente desinfectante, y al tener fuerza, con poca cantidad se puede lograr grandes resultados, lo que lo hace a la vez económico.
  • Otro uso es el de depuración de agua. Es un producto muy útil para desinfectar y limpiar el agua (en condiciones y cantidades correctas). Por ejemplo, en una piscina privada es muy común que el mantenimiento del agua se base principalmente en el uso de Hipoclorito de Sodio en estado líquido. Tal cual lo vendemos en nuestra página web es apto para verter en la piscina y dejar que actúe. El único inconveniente que tiene este producto en cuanto al mantenimiento de piscinas es que ciertas aguas de manera natural (depende de dónde proceda el agua) contienen ciertos niveles de metales (hierro y manganeso mayoritariamente). En este caso, no se debe utilizar el Hipoclorito de Sodio puesto que reacciona con estos metales y provocará que el agua obtenga un color amarillento o marrón, lo que provocará que no se pueda utilizar (no es una reacción peligrosa, solamente provoca que el agua no sea limpia).
  • Finalmente, un uso más es el de blanqueante. Gracias a su poder de oxidación que hemos nombrado anteriormente, además de desinfectar, si se usa en textiles es capaz de eliminar el color inicial de la tela y blanquearla completamente. También es óptimo para blanqueamiento en general, no solo en textiles.



En Arquimi puedes adquirir este producto en formato de 5 litros y 25 litros.

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario